#MisiónImposible:Repercusión, es la sexta entrega de esta saga de películas, llenas acción, misterio y mucha controversia, en donde el talentoso actor Tom Cruise vuelve a ser parte del elenco estelar, mostrándonos una vez más el gran trabajo realizado frente y detrás de cámaras, ya que, algo que me gustaría resaltar es la excelente calidad del trabajo audiovisual expuesto desde la primer escena de rodaje. Y es que Christopher McQuarrie, el nuevamente director de esta película, cuidó de manera muy analítica la calidad técnica y cada detalle mostrado en la pantalla grande. Ya que la fotografía expuesta, la calidad de las cámaras, la continuidad, las tomas y encuadres utilizados, juegan una parte escencial al describir este film.

Y al mencionar una parte escencial es justo la palabra adecuada, ya que ¿qué sería una película de acción, sin buenas tomas o juegos de cámaras? Realmente vista por ese lado artístico, la película juega un gran papel en las salas de cine.

Sin embargo, no es todo color de rosa y por supuesto no es sorpresa que en cuestión de historia narrativa, no ofrezca alguna gran novedad. Ya que el guión utilizado no es muy relevante comparándola con sus antecesoras.

 

He de ser honesta y mencionarles que no me considero una gran fan de Misión Imposible, y es por eso que no he visto todas las demás anteriores, siendo esta la segunda o tercera en mi repertorio personal, sin embargo; considerando esto, realmente destaca la poca creatividad y la gran familiaridad en cuestión de narrativa a las películas pasadas en esta saga de acción, ya que McQuarrie utiliza elementos bastante repetitivos de los filmes pasados.

En cuestión de crítica, todo el trabajo puesto en la pantalla grande consideraría la narrativa su mayor debilidad; la cuál no ofrece ninguna innovación para la franquicia, incluso me atrevería a decir que es bastante predecible. Sin embargo a pesar de los clichés narrativos utilizados, #MisiónImposible:Repercusión es solamente una película de acción, la cuál cumple de manera bastante aceptable este género. Resaltando varias escenas llenas de momentos totalmente emocionantes, ofreciendo un coctel de emociones para cada visitante que se deja llevar por el filme.

Si su pregunta o duda al leer esta nota es si realmente vale la pena la entrada del cine y disfrutar esta película en la pantalla grande, mi respuesta es sí. Una película de acción se disfruta de mejor manera, sin duda alguna en las salas de los cines; en dónde no exista ningún elemento distractor y nos podamos envolver en cada escena, cada pelea y podamos disfrutar de todos los elementos que componen un rodaje audiovisual.

Escribe: nicolearanda

Soy 100% Mexicana y tapatía, me gusta mucho todo lo que tenga que ver con las artes (No importa cuál) Me encanta pintar y bailar. Soy Comunicóloga y me apasiona todo lo que hago.