¡Hola, Mixtos!

Espero se encuentren de maravilla el día de hoy tengan muchas ganas de leer más artículos que les traemos cada dos días. El día de hoy, tenemos un tema que puede que sea el sueño más joven que pudiste haber tenido; el cual es la oportunidad de viajar por todo el mundo cuando exista dinero y oportunidad.

Los viajes se planean con tiempo y requieren de un gran gasto económico para poder realizarse; aunque sea a un lugar pequeño o cercano, para poder emprender ese viaje, sacrificaste tiempo y esfuerzo. Sin embargo, existen personas que se aventuran a lo desconocido sin miedo a quedarse varados en el extranjero, sobreviviendo de limosnas.

 

¿No me crees con esto que te digo? Aunque suene absurdo, hay gente ahí afuera cumpliendo su «sueño» de viajar por el mundo pidiendo a otros que les paguen sus gastos de viaje; estas personas son llamadas: begpackers y están creciendo más rápido de lo que se creía.

¿Me ayudas a pagar mi viaje?

«Ayuda para cumplir mi sueño» «Ayuda a pagar mis gastos de viaje» y otras frases parecidas a esas, se encuentran plasmadas en carteles por viajeros que se encuentran de vacaciones errando por el mundo, como único acompañante: Una mochila con todo lo básico para sobrevivir fuera de casa.

Estos carteles, suelen ser cómicos cuando se leen fuera del contexto en el que se hacen, pues ver a personas que están vestidas bien y que tienen a la mano aparatos electrónicos de primer nivel es algo completamente absurdo. Sin embargo, detrás de estos carteles si hay una diminuta veracidad en sus palabras.

El pedir dinero a personas que, posiblemente, se encuentren más necesitadas e incluso vivan de situación de calle. ¡Es una falta de respeto!

Digo, cuando una persona se da la oportunidad de viajar, es por que puede cubrir todos los gastos para su travesía, darse gustos y volver a casa sin ningún problema económico. Sin embargo, para los Begpackers, eso no va en sus condiciones de viaje, pues cuando se encuentran cortos de dinero, optan por mendigar en las calles de un país extranjero para sacar dinero.

Las actividades que más suelen usar los begpackers para conseguir dinero en las calles van desde:

  • Vendiendo pulseras o artículos curiosos en calles
  • Utilizar carteles graciosos (que son reales) para pedir limosna
  • Cantar en metro o en las calles de la ciudad.
  • Utilizar las redes sociales para pedir apoyo. (Este es el colmo)

Hasta este punto de la nota, posiblemente creerás que odiamos a los begpackers, pero… no es así. Simplemente, no nos parece correcto la forma en la que ellos quieren generar ingresos y para que. Pues no se tratan de personas de situaciones de calle, sino de personas de clase media que tienen celulares, tienen ropas limpias, familiares que los esperan en un hogar y que estén mendigando dinero, bien podría necesitarlo alguien que esté necesitado, que no haya comido en días que consiga ingresos no para satisfacer un deseo egoísta, sino la necesidad de sobrevivir.

Por supuesto, no les veo nada de malo que quieran vivir su vida de esa manera; cada quien es libre de merodear por la tierra como se le de la gana; eso si, sin molestar a otros y abusar de situaciones o de otras personas para hacer acciones egoístas.

¿Ustedes que opinan, Mixtos?
¿Los Begpackers podrían en estar mal vistos?

Escribe: Efraín Alduenda

Soy egresado de UABC, de la Facultad de Pedagogía e Innovación Educativa. Además de ser un soñador, soy amante de la literatura, el arte de enseñar y los videojuegos. Nací en Mexicali, Baja California y disfruto hacer entradas en blogs, además escribir todo lo que se me venga a la mente para después, compartirlo con mis lectores. Ser un soñador consiste en jamás abandonar tus metas hasta que estas sean palpables.