¿Alguna vez te has cuestionado el por qué una herida de corte realizada por una hoja de papel duele más que una hecha con un objeto afilado como un cuchillo? Posiblemente crees que esté exagerando al hacer la comparativa de dolor entre un material que se utiliza con fines escolares a uno que está hecho para hacer cortes.

Pero, ¡Es real! Si alguna vez te has lastimado un dedo hojeando un libro y te hiciste un corte en el mismo, no importa lo más pequeño que sea; duele, y como si fuese una patada.

¿Comprendes ese sentimiento?

 

No te preocupes, que aquí te traigo la respuesta del por qué una hoja de papel ocasiona un corte más doloroso que un cuchillo.

Los bordes de la hoja, ¿Son completamente  lisos?

 

Si tu respuesta es “Sí” prepárate para sorprenderte: los bordes de la hoja no son lisos, de hecho si nos acercamos a verla con instrumentos de zoom podremos ver que la hoja tiene como pequeñas aspas, algo así como los dientes de una sierra; por lo tanto, si la pasamos rápidamente o accidentalmente nos topamos con un movimiento rápido de ella por nuestra piel, producirá un corte, diminuto, pero muy doloroso. Pero, ¿Por qué duele tanto? Hagamos comparaciones; con un cuchillo.

 

Un corte superficial y uno microscópico

 

Nos encontramos con dos pequeñas variantes que hacen un gran contraste:

Primero, el dolor del corte tiene que ver con la zona en donde te has hecho daño; si te has cortado en la parte de un dedo, dolerá más ya que, entre más cerca de la yema del dedo, más sensibilidad se encontrará. Según Hayley Goldbach doctor proveniente de la Universidad de California de Los Ángeles; dice que la yema de los dedos tienen más receptores de dolor que cualquier parte del cuerpo, ya que con ellos exploramos la mayoría de nuestro entorno, esto se debe a evolución (bendita y dolorosa evolución)

 

 

Segundo, ¿Que filo crees que sea más limpio? el corte de un cuchillo es fino y sin irregularidades, al ser un material duro, no suele dejar residuos en la herida, no obstante una herida ocasionada con una hoja de papel deja parte de ella en la zona del corte, lo cual causa irritación; otro factor es que la herida no sangra mucho y a la falta de coágulos rojos que no cubran la superficie, esta queda expuesta al aire y otras sustancias que estén en el entorno.

 

¿Lo sabías?

 

El papel parece inofensivo a simple vista ¿No es así? Quién diría que algo tan simple pudiera ocasionarnos un dolor demasiado irritante; creo que ahora no voy a volver a subestimar al papel, además de que ahora tiene sentido del por qué ella vence a la piedra en el juego “piedra, papel o tijera”

 

Escribe: Efraín Alduenda

Soy egresado de UABC, de la Facultad de Pedagogía e Innovación Educativa. Además de ser un soñador, soy amante de la literatura, el arte de enseñar y los videojuegos. Nací en Mexicali, Baja California y disfruto hacer entradas en blogs, además escribir todo lo que se me venga a la mente para después, compartirlo con mis lectores. Ser un soñador consiste en jamás abandonar tus metas hasta que estas sean palpables.