Aunque la temporada de comedias familiares se declara oficialmente inaugurada con una película navideña, este 2019 llega un poco antes con «Jugando con Fuego», protagonizada por John Cena y sin temática rojiblanca.

El momento de pasar un tiempo de calidad en familia frente a la gran pantalla ha llegado, y para quienes buscan una alternativa a los villancicos y nevadas milagrosas, «Jugando con Fuego» se convierte en la película que deben ver; eso sí, esta producción no exenta de regalos ni clichés propios de las comedias familiares.

Sinopsis: Cuando el superintendente de bomberos, Jake Carson (John Cena) y su equipo de élite de expertos bomberos (Keegan-Michael Key, John Leguizamo y Tyler Mane) acuden al rescate de tres hermanos (Brianna Hildebrand, Christian Convery y Finley Rose Slater) durante un incendio forestal, se dan cuenta rápidamente de que ninguna capacitación podría prepararlos para su trabajo más desafiante hasta el momento: ser niñeras. Incapaces de localizar a los padres de los niños, los bomberos tienen sus vidas, trabajos e incluso su cuartel de bomberos de cabeza y aprenden rápidamente que los niños, como los incendios, son salvajes e impredecibles.

 

Protagonizada por John Cena y John Legizamo, quien siempre corre el riesgo de interpretarse a sí mismo desde hace varias películas, «Jugando con Fuego», es garantía de un buen rato en la sala de cine, con todo y cualquier similitud que esta producción parezca tener con otras en las que hombres rudos terminan reencontrándose con su lado tierno y doméstico a causa de bebés y adolescentes que circunstancialmente quedan a su cargo.

Esta película está dirigida por Andy Fickman, y el elenco lo complementan Brianna Hildebrand, Judy Greer y Keegan-Michael Key; y el hecho de que provenga de Nickelodeon, resulta clave para comprender un poco más lo que «Jugando con Fuego» pretende: ser una alternativa graciosa a la oferta festiva que el cierre de año representa para el cine, aunque no evita caer ante la presión de recursos cursis y uno que otro cliché de la comedia física.

Aún así, esta película salva el rato y es el refugio perfecto para quienes necesitan un descanso de la presión comercial navideña antes de tiempo, por lo que a partir de este 8 de noviembre la diversión familiar está garantizada por «Jugando con Fuego», en donde lo único que no estará bajo control serán las carcajadas.

Escribe: R. García

Aspirante a escritor, community manager y faquir amateur a finales de quincena. He hecho radio, editado revistas y salido en televisión.