El heroísmo y frustración que despierta entre la afición cualquier encuentro sobre el cuadrilátero llega a la pantalla grande nacional en una comedia lista para dejar sobre la lona al aburrimiento: Ni tú ni yo.

 

Uno de los espectáculos en el que convergen diversos elementos del folclor y cultura popular mexicana es sin duda la lucha libre, presente en la memoria colectiva de los mexicanos gracias a los héroes que del ring emergían desde mediados del siglo pasado y que este octubre regresa a la gran pantalla en “Ni tú ni yo”, dirigida por Noé Santillán-López y protagonizada por Mauricio Argüelles, quien da vida a Guadalupe Martínez, un luchador que estuvo en su mejor época y ahora se enfrenta a una lucha más importante que cualquier encuentro, incluso ante Psycho Clown.


SINOPSIS

 

 

Guadalupe Martínez “El Halcón Negro”, era el luchador más famoso del país, gracias al apoyo de su hermano Gabino “El Conejo”. Pero llevaban años separados por las adicciones de El Conejo. Cuando El Conejo vuelve para reconectar con su familia, hace que El Halcón Negro pierda la pelea más importante de su carrera. Cuando todo parece perdido Miranda, la dueña de la lucha independiente, les ofrece la oportunidad de su vida, con la condición de que trabajen nuevamente juntos. Al comenzar a trabajar juntos se darán cuenta de que las cosas no son como les habían prometido y que tendrán que trabajar en equipo para recuperar su nombre y prestigio.


La gloria de la lucha libre mexicana revive así en la pantalla grande -que hizo grandes a figuras como “El Santo” o “Blue Demon”- ahora en pleno siglo XXI, en el que “El Halcón Negro” se enfrentará a una de sus mayores luchas en “Ni tú ni yo”, una película en la que la nostalgia y la comedia se enfrentan en un duelo estelar por despertar las emociones ya no únicamente de los amantes de las luchas.

 

Una comedia de c*gada

Como estás por leerlo, la trama comienza en torno al ¡excremento! La inspiración de una travesura que termina llevando a Gabino y Guadalupe a canalizar su curiosidad y diferencias infantiles en un negocio altamente redituable, como lo es la lucha libre, pero cuyas peleas más épicas terminan teniendo lugar debajo del ring, y el “la cagué” se convierte en una constante familiar a lo largo de una historia a la orden de las emociones.

 

La música, la vida nocturna, el caló mexicano y la diversidad sexual tienen cabida en “Ni tú ni yo”, también protagonizada por Bárbara de Regil, César Rodríguez y Norma Angélica, en salas de cine a partir de este 12 de octubre, imperdible para los amantes de la lucha libre y altamente recomendada para quienes necesitan echarse un tiro con el aburrimiento y dejarlo derrotado sobre la lona.

 

Escribe: Ricky García

Aspirante a faquir en una próxima vida; escritor, reportero y comediante (involuntario) desde 2011. Nací en Guadalajara, crecí en Zapotán (el Grande), posiblemente no me reproduzca y no quisiera morir. Amante de las anotaciones (entre paréntesis) y la imprudencia. Prensa, radio, web y televisión; quizás algún día cine (nomás que aprueben mi solicitud de empleo en Dulcería), apenas algo de lo que he hecho. No soy darks.