¿Conoces a los Welsh Pembroke Corgi? o mejor conocido como Corgi galés, esas hermosas criaturas caninas de baja estatura de color naranja con pecho de color blanco. Apuesto a que los has visto en vídeos de internet haciendo cualquier tipo de actividad graciosa, ¿No es así?

Pues, además de ser característicos por su pequeño tamaño, esta raza de perros tienen una leyenda muy interesante, se trata de una historia Galesa que cuenta el “origen” de estos pequeños; en la cual se habla que estos perros fueron las monturas de las hadas de los campos.

Además de ser utilizados para empujar y mover sus vehículos de carga, los Corgis también eran utilizados para la batalla que tenían las hadas (cuenta la leyenda) que por esa razón, los Corgi tiene una marca en la parte elevada de sus hombros que se asemeja a una silla; esa es la prueba de que los Corgi alguna vez sirvieron a las hadas como monturas.

 

Pero, como te lo hemos mencionado, en este blog, se trata de una leyenda y se duda de su veracidad, sin embargo es genial y divertido imaginar a los Corgi volar como si fuesen avionetas de combate en las batallas de las hadas de campo. ¿No?

Cabe mencionar, que los Corgi en la actualidad son perros pastores que ayudan a granjeros a cuidar del ganado, pues son caninos muy activos, inteligentes y bastante leales. También, se fue convirtiendo en un buen acompañante en casa y por supuesto la raza favorita de la Familia Real  Británica.

A continuación te dejamos la leyenda para que la conozcas:

La leyenda de los Welsh Pembroke Corgi

Dice la leyenda que el Welsh Pembroke Corgi, surgió de las guaridas de las hadas y los duendes. Según esta leyenda galesa, un día dos niños estaban en el campo con el ganado de su familia cuando se encontraron con un par de cachorros.

Los niños pensaban que eran zorros, pero reconocieron algo diferente en ellos; lo abrigaron y se los llevaron a su casa. Sus padres inmediatamente se dieron cuenta que los cachorros no eran zorros, sino perros y les dijeron que los cachorros eran un regalo de las hadas que vivían en los campos.

Las hadas acostumbraban a usarlos para tirar de sus carros y en ocasiones, como monturas cuando entraban en batalla

Dijo el padre a sus pequeños hijos.

Como prueba de que los Pembrokes eran, de hecho, las monturas de las hadas, los padres señalaron las marcas en las espalda, sobre sus hombros había quedado la marca donde se había colocado la silla de las hadas.

Los niños estaban encantados y apreciaron mucho a esos cachorros. A medida que crecían, los perros se convirtieron en fieles compañeros y aprendieron a ayudar a los niños a cuidar el ganado de la familia.

Fin

 

¿La conocías?

Si no lo sabías, ahora sabes la leyenda de estos caninos tan simpáticos y a partir de hoy:

¡Te comenzarán a gustar más!

Escribe: Efraín Alduenda

Soy egresado de UABC, de la Facultad de Pedagogía e Innovación Educativa. Además de ser un soñador, soy amante de la literatura, el arte de enseñar y los videojuegos. Nací en Mexicali, Baja California y disfruto hacer entradas en blogs, además escribir todo lo que se me venga a la mente para después, compartirlo con mis lectores. Ser un soñador consiste en jamás abandonar tus metas hasta que estas sean palpables.