¿Alguna vez has oído sobre estos peces? Reconocibles por sus franjas doradas que adornan sus costados, llevan el nombre de Salema porgy, es un pez que vive en zonas tropicales y templadas, desde la costa atlántica de África hasta el Mar Mediterráneo.

A simple vista, parece un pez inofensivo e incluso hasta vistoso para ser comido una vez preparado. Pero, ¡Oh, sorpresa! ¡No dejes que su apariencia te engañe! Ya que este pequeño pez puede funcionar como alucinógeno y no de los lindos, sino de los aterradores.

Debido a sus propiedades, es conocida por los árabes como «El pez de los sueños», era consumida en tiempos antiguos como una droga recreativa en el Imperio Romano y utilizada también con fines ceremoniales. Sin embargo, existe una nota escrita por los años 90’s muestra que tan peligroso puede ser este pez con aspecto inofensivo.

 

Alucinaciones de larga duración ocasionadas por un pez

Según la nota, escrita en el año 1994, un hombre de 40 años sintió nauseas aproximadamente dos horas después de disfrutar una «Sarpa salpa» recién horneada en sus vacaciones en la Rivera francesa. Con síntomas como visión borrosa, debilidad muscular y vómitos que persisten y empeoran al paso de los días.

Debido a eso, decidió acortar sus vacaciones y decidió abordar su vehículo solo para darse cuenta de que no podría mover su automóvil, debido a que lo distraían rugidos de animales que estaban en el entorno de aquella autopista; el hombre describía a los animales como bestias enormes, definitivamente se trataban de alucinaciones que el hombre estaba comenzando a experimentar.

El hombre recibió ayuda de una persona que acudió a su rescate y fue trasladado al hospital más cercano, donde la persona que estaba bajo los efectos alucinógenos del pez, tardó más de 36 horas en recuperarse por completo, a coste de sus recuerdos de aquellas preciadas vacaciones, ya que el hombre, no recordaba nada.

Estas alucinaciones a menudo demoníacas, tanto auditivas como visuales, caracterizan el fenómeno conocido como icotoyoeinotoxismo, una intoxicación rara después de la ingestión de ciertos peces. Catherine Jadot, una bióloga marina de la Fundación Reef Ball cuya investigación doctoral se centró en los peces,  dice que este envenenamiento puede desencadenar trastornos del sistema nervioso y causar efectos similares a los de la LSD.

¿Lo sabías? ¡Sino lo sabías, ahora conoces un nuevo dato! Aunque, a pesar de conocer esta información sobre esta carpa, las personas siguen comiéndola u ordenan dicho pez en aquel lugar de la Rivera francesa. Quizá porque tiene un sabor exquisito.

En caso de que un día casi imposible, por azares del destino, tus vacaciones sea por la Rivera francesa y sientas la curiosidad de probar este exótico pez; aquí en lo mixto ya te hemos advertido sobre las peligrosas 36 horas que puedes llegar a experimentar después de ingerirlo.

¡Buena suerte!
O mejor aún. ¡No lo hagan, Mixtos!

Escribe: Efraín Alduenda

Soy egresado de UABC, de la Facultad de Pedagogía e Innovación Educativa. Además de ser un soñador, soy amante de la literatura, el arte de enseñar y los videojuegos. Nací en Mexicali, Baja California y disfruto hacer entradas en blogs, además escribir todo lo que se me venga a la mente para después, compartirlo con mis lectores. Ser un soñador consiste en jamás abandonar tus metas hasta que estas sean palpables.