«¿Para qué son los amigos?»

Es la pregunta que rotunda en relaciones de amistad o por personas ajenas a la amistad a quien cuestionan. Los amigos son la familia que podemos elegir en el camino de la vida; las relaciones que forjamos con esas personas son importantes ya que el ser humano le cuesta poder vivir solo, aunque se niegue esa característica, lamentablemente eso es ser humano.

Las personas requieren compañía, con quien hablar, con quien vivir, con quien viajar. Aunque, en estos tiempos modernos, la amistad se ha estado devaluando, algo tan valioso. Se ha vuelto algo que puede conseguirse a la vuelta de la esquina y sin tomarlo en serio.

 

La amistad y el tiempo

¿Cuanto tiempo te ha costado forjar tu amistad con tu mejor amigo? Según expertos en temas sociales, el tiempo es un factor base para poder entablar amistades duraderas y leales. También, estadísticas muestran que hay rangos de tiempo que determinan que tanto ha avanzado tu amistad con alguien que acabas de conocer.

Niveles de amistad por tiempo:

  • Para que una persona sea un conocido: 20 horas conversando.
  • Para que una persona sea tu amigo: 40 horas conversando.
  • Para que una persona sea un amigo cercano 60 horas conversando.
  • Para que un un amigo sea tu mejor amigo: 200 horas de conversación.

Cabe mencionar, que esto solo son datos y sabemos que las amistades son únicas y crecen a su debido tiempo, sin embargo, estaría interesante conocer por medio de sus comentarios si algunos de estos datos coincide con una amistad que hayan forjado en los últimos años.

Y también, queremos mencionar que nunca es tarde para conocer nuevas personas, no temas el salir a la calle, el saludar a un extraño e intercambiar diálogos, nunca sabes si detrás de ese rostro serio, se esconde un gran tesoro.

¡Qué tengan buena tarde, Mixtos!

Escribe: Efraín Alduenda

Soy egresado de UABC, de la Facultad de Pedagogía e Innovación Educativa. Además de ser un soñador, soy amante de la literatura, el arte de enseñar y los videojuegos. Nací en Mexicali, Baja California y disfruto hacer entradas en blogs, además escribir todo lo que se me venga a la mente para después, compartirlo con mis lectores. Ser un soñador consiste en jamás abandonar tus metas hasta que estas sean palpables.