En Tiempo Compartido la pesadilla de muchos se vuelve realidad, donde el paraíso, que parece sacado de un catálogo, se convierte en una trampa infernal de la que es necesario escapar.

 

“Tiempo Compartido” llega a 200 salas de cine en 26 ciudades del país este 31 de agosto. Dirigida por Sebastián Hofmann y protagonizada por Luis Gerardo Méndez, Cassandra Ciangherotti, Miguel Rodarte, Montserrat Marañon y Andrés Almeida, esta película llega con una serie de reconocimientos internacionales y premios nacionales que respaldan su hiptnótica premisa, la de dos familias totalmente diferentes que coinciden por “azares del destino” en un paradisíaco hotel… o al menos, es lo que parece.


SINOPSIS
Dos hombres de familia atormentados unen fuerzas para rescatar a sus familias del paraiso, convencidos de que Everfields International, la siniestra administración del mega resort tropical Vista Mar, quiere quitarles a sus seres queridos.

 

 


Una película “ansiosa”
“Tiempo Compartido” no es el clásico thriller o juego psicológico que sugiere adivinar lo que viene, sino un ir y venir de emociones orquestado magistralmente por la composición fotográfica, iluminación y la música, que repentinamente despierta la ansiedad del espectador pero que a su vez lo obliga a no despegarse ni un instante de la historia.

 

Así lo aseguraron en rueda de prensa su director, Sebastián Hofmann y Andrés Almeida, quien da vida a Abel, un personaje medular en este juego psicológico que fue muy bien recibido en Sundance, y que comienza a librar la opinión de la crítica internacional, y que queda a la espera de la opinión de los cinéfilos de México ahora que su estreno en las salas comerciales está próximo.

En este sentido, Hofmann afirmó que la proyección de “Tiempo Compartido” en 200 salas es un gran logro, pues prácticamente es una película independiente ya que su distribución ha estado a cargo de Piano, la casa productora de la que Hofmann es parte.

Otro aspecto que Hofmann destaca de “Tiempo Compartido”, además de su fotografía (inspirada incluso por “El Resplandor” y “El Ángel Exterminador”), es la familiaridad con la que los personajes y sus historias se entretejen con las vidas de cualquier persona, potencial (o ya resignada) víctima de una forma de estafa muy popular desde hace varias décadas dentro del sector del turismo; la propuesta visual también la enmarca una frágil, pero hermosa ave tropical, el flamingo, también de innegable poder dentro de la trama de la película.

Escribe: Ricky García

Aspirante a faquir en una próxima vida; escritor, reportero y comediante (involuntario) desde 2011. Nací en Guadalajara, crecí en Zapotán (el Grande), posiblemente no me reproduzca y no quisiera morir. Amante de las anotaciones (entre paréntesis) y la imprudencia. Prensa, radio, web y televisión; quizás algún día cine (nomás que aprueben mi solicitud de empleo en Dulcería), apenas algo de lo que he hecho. No soy darks.