Queen se mantiene en el colectivo sonoro global de múltiples generaciones, no solamente por sus reinvenciones, sino por el poder de cambiar la vida de quienes escuchan a una agrupación que transformó para siempre la historia del rock and roll… una y otra vez

 

En el marco del estreno en cines de la película basada en la historia de la legendaria agrupación Queen y su líder vocal, Freddie Mercury, viene bien un repaso cronológico de tres momentos con los que el cuarteto revolucionó la escena musical, social e histórica gracias a emblemáticas apariciones que los situaron en el radar de millones de personas alrededor del mundo.

 

Foto: Neal Preston
  1. 13 de julio de 1985

“¿Qué pasará con Queen, realmente aparecerá sobre el escenario de Wembley?” era en los días y minutos previos al Live Aid 1985, más que una duda razonable de los organizadores, una exigencia que consumía los nervios de quienes anhelaban ver juntos nuevamente a cuatro miembros de una banda que había revolucionado la historia del rock and roll, los estereotipos y los estatutos musicales desde mediados de la década de los 70´s, pues algunas diferencias entre los miembros de la banda, la polémica en torno a la sexualidad de Freddie y rumorados excesos habrían curtido una separación temporal con la posibilidad de un regreso amenazado por una falta de química.

 

 

Aun así, algunos minutos antes de las siete de la noche Wembley comenzó a vibrar de manera excepcional, particularmente distinta a la manera en que lo hizo con otros intérpretes del line-up que conformaba uno de los eventos masivos con fines enteramente recaudatorios a favor de una causa noble, como lo es la generación de conciencia, investigación y tratamiento del VIH.


  1. 14 de febrero de 1992

Creación de Mike Myers (Austin Powers), “El mundo según Wayne” se convirtió en un sketch recurrente en el programa de comedia estadounidense Saturday Night Live durante varias temporadas desde 1989; la frescura con la que el personaje de Myers, junto al de Dana Carvey (El maestro del disfraz) conversaban sobre sus pasiones (rock and roll, principalmente) alcanzó una gran popularidad y esto logró que se hicieran dos versiones cinematográficas de las aventuras de Wayne Campbell y Garth Algar.

 

Fue precisamente la primera película de El mundo según Wayne, estrenada el 14 de febrero de 1992, la que volvió a poner en el radar sonoro a Queen, regresando a “Bohemian Rhapsody” a los primeros lugares en las listas de éxitos casi dos décadas después de publicada. El tema aparece en una ya clásica escena de película, en la que un grupo de amigos se desvive en un lipsync a bordo de un automóvil con un envidiable sistema de audio, experiencia que hoy improvisan miles de personas en cuanto las primeras notas de la canción se asoman por los altavoces.


  1. 2 de noviembre de 2018

El planeta nuevamente detuvo su rotación en el instante que Bohemian Rhapsody fue estrenada en las salas de cine, y a pesar de llegar con una estela de malas críticas, el éxito de la película basada en la legendaria banda inglesa Queen resultó innegable gracias a la experiencia que ha puesto a diversas generaciones a mover labios, pies y manos al unísono en este filme dirigido por Bryan Singer y protagonizado por Rami Malek (Mr. Robot).

 

Curiosamente, Mike Myers es parte del elenco de esta película, en ella interpreta a Ray Foster, un productor que tiene las agallas de decirle a Queen que “Bohemian Rhapsody” ¡jamás en la vida iba a ser ese tema que los jóvenes cantarían a todo pulmón a bordo de sus vehículos!

 

Nunca se fue en realidad, y sin embargo Queen se mantiene como esa banda que al coincidir con ella en cualquier momento parece estar de regreso, a veces para cambiar por completo la vida de quienes la escuchan por vez primera, de quienes se reencuentran con ella y en contadas ocasiones para cambiar la historia del rock para siempre.

Escribe: Ricky García

Aspirante a faquir en una próxima vida; escritor, reportero y comediante (involuntario) desde 2011. Nací en Guadalajara, crecí en Zapotán (el Grande), posiblemente no me reproduzca y no quisiera morir. Amante de las anotaciones (entre paréntesis) y la imprudencia. Prensa, radio, web y televisión; quizás algún día cine (nomás que aprueben mi solicitud de empleo en Dulcería), apenas algo de lo que he hecho. No soy darks.