¿Te imaginas si Superman en vez de utilizar sus poderes para ayudar a la gente los hubiera aplicado para aterrorizarla?


Brightburn: Hijo de la oscuridad propone una trama basada en lo que pudo salir mal en el momento que un matrimonio se encuentran con un bebé alienígena al interior de una nave que cayó cerca de su vivienda, sí, es como la parte opuesta de Superman, la pareja es un equivalente a los Klent.

La cinta producida por James Gunn (Guardianes de la Galaxia) quien regresa al género, se arriesga al mostrar la parte oscura de un héroe y como éste pudo convertirse en algo siniestro volviéndola atractiva ante los fanáticos del personaje, pero en esta historia planta a Brandon Breyer un niño que para mala suerte es criado como humano durante sus primeros años, siendo un niño cariñoso y atento, y al llegar a los 12  empieza a descubrir que tiene poderes y crece en el una actitud sociópata que  levanta sospechas en sus padres, pues la nave en la que encontraron al ahora pre adolescente lo despertará convirtiéndolo en algo peligroso para la población al utilizar su máxima fuerza para cometer actos violentos.

Tengo que decir que a la primera impresión al ver esta cinta que dura alrededor de una hora y treinta minutos, es que aunque es predecible lo que pasará en algunas escenas, pues hablamos de un género de horror – suspenso que hacen recordar tramas como The Prodigy estrenada hace apenas unos meses, es entretenida y juega con la relación madre-hijo ante unos padres que no se dan cuenta que algo muy raro está pasando con el chico al mostrar odio e indiferencia al atacar a los habitantes.

A nivel de imagen, la luz roja predomina y el uso de efectos y escenas gore saliendo de lo convencional (con más violencia explícita de lo acostumbrado en el cine comercial) y un humor inteligente, aunque la versión que por lo menos será exhibida en Latinoamérica viene con escenas recortadas.

Las actuaciones son atinadas, vemos a Elizabeth Banks y David Denman como padres del siniestro niño, mientras que Jackson A. Dunn nos da una buena y terrorífica interpretación de Brandon.

Las referencias a Clark Klent se hacen presentes, y es una coincidencia que el protagonista lleve el mismo nombre de uno de los últimos actores que dio vida a Superman (Brandon Routh)

Se discute si algunos de los elementos, como la firma Brandon Breyer es basado en el estigma de Bersek, pues en ambos se encuentra una similitud.

Estreno: 17 de Mayo

 

Escribe: Cristian Cobos

Colaborador en medios // Coordinador de contenidos en Crealatv.