Hola Mixtos, espero estén teniendo una fabulosa semana y por supuesto, estén listos para recibir su dosis diaria de datos curiosos que rondan por la red; tratando de encontrarlos más rápido que tu para que aprendas algo nuevo cada día.

El día de hoy, hablaremos sobre un tema que he pensado ya desde hace un año mientras estaba de viaje. Donde estaba fuera, en el extranjero. Y acudí a tres casinos durante mi viaje y no pude evitar apreciar la estructura de los edificios, además del como demasiadas personas acudían a este lugar.

Yo soy de las personas de las que piensa que los casinos son una adicción un tanto grave, ya que hay de por medio dinero que, si eres padre o madre de familia, perder darse el caso de que el dinero que utilizas para jugar en esa máquinas, pueda ser utilizado para aportar sustento a la familia.

 

¡En fin! Quise adentrarme nuevamente a los mares de la internet para indagar sobre el tema y como siempre, mi estimados mixtos, me he encontrado con algo curioso digno de compartir.

¿Sabías que la arquitectura de los casinos están planeadas para enganchar a los jugadores?

Trucos de los casinos

¿Has notado que los casinos acomodan las maquinas con los pasillos para que no se generen vueltas de 90 grados? Según en una investigación hecha por Natasha Dow, dice que cuando una persona hace un giro en un ángulo recto el cerebro tiende a acceder a una parte del mismo que se encarga de la toma de decisiones y así te detengas a reflexionar sobre lo que haces.

Cosa que los Casinos, no quiere que hagas…

También, leí que las máquinas traga monedas, han estado evolucionando para así enganchar cada vez más a los jugadores; con la complementación de «pequeñas recompensas»

Hace años, las máquinas traga monedas tendían a solo tener dos variantes que podían darle esperanza al jugador de ganar algo: era cuando la gente se acercaba a la máquina y rezaba por que le saliera los tres cherrys o los tres sietes de la victoria, si no salían esos símbolos era un hecho de que perdían y así se alejaban de la máquina.

Pero, las nuevas máquinas ahora ofrecen más condiciones de victoria, desde jugar más de una sola línea a poder tomar diferentes rutas de gane. Y así adquirir una pequeña parte de la cifra que apostaste en caso de que no hayas alcanzado el premio grande.

Estas pequeñas ganancias, el cerebro las toma como: «pequeñas victorias» las cuales hacen que sientas como si estuvieses progresando y eso, definitivamente, alimenta las ganas de ir por más.

¿Lo sabías?
¡Si no conocías el dato, ahora sabes algo nuevo!

¡No olvides dejarnos tus comentarios!

Escribe: Efraín Alduenda

Soy egresado de UABC, de la Facultad de Pedagogía e Innovación Educativa. Además de ser un soñador, soy amante de la literatura, el arte de enseñar y los videojuegos. Nací en Mexicali, Baja California y disfruto hacer entradas en blogs, además escribir todo lo que se me venga a la mente para después, compartirlo con mis lectores. Ser un soñador consiste en jamás abandonar tus metas hasta que estas sean palpables.