No hay mucho por decir, todos conocemos la historia de El Rey León, estrenada en el 1994, con un Kalimba como Simba niño en la versión latina.

La idea de un Live action sonaba una idea maravillosa, y lo hemos dicho en varias publicaciones, los últimos estrenos de Disney son clásicos con personajes de carne y hueso, pero el de esta cinta en particular, y producida por Jon Fraveau (El libro de la Selva, 2017) despertó muchas dudas sobre los personajes.

Para los fanáticos y los que sufrimos con la muerte de Mufasa fue emocionante saber que habría estreno de esta nueva versión, en realidad no es tan mala.

En resumen es la misma historia, presenta leves modificaciones y las canciones clásicas con un buen ritmo, a nivel producción es impresionante, nos regala unos paisajes de la Savana como si se tratara de un documental de animales muy realista, aunque estos fueron generados por computadora, y se aplaude al haber sido creados por efectos visuales desde cero, nos decepcionó un poco que todos los personajes faltan de facciones, sus emociones no se hace notorias, sí, la idea es que al ser live action en la vida real un animal no se nota si se ríe ¿verdad?, pero eso mata la magia.

Y por si esto no fuera mucho, los elencos tanto en inglés como en español, son de nivel de súper estrella, los arreglos musicales a cargo de Pharrell Williams sutiles pero importantes para darle el toque especial que aún tiene esta cinta.

La cinta no es mala,  entramos en el porcentaje de los cinéfilos que se emocionaron con su clásico favorito pero le falta carisma, energía y magia;  el doblaje en Latinoamérica destaca por Carlos Rivera (Simba) y Fela Domínguez (Nala) ambos fueron parte del Musical en Madrid y México, entregando calidad en personajes que ya dominan, y se unen Mateo Velasco y Regina Tiscareño como Simba y Nala niños, quienes hacen un estupendo trabajo.

Estreno 19 de Julio.

 

Escribe: Cristian Cobos

Colaborador en medios // Coordinador de contenidos en Crealatv.