¿Me creerías si te hablo de la existencia de un restaurante que te ofrece descuentos dependiendo de tus likes y seguidores en Instagram?

Pues, si aún piensas que esto no puede ser posible déjame decirte que sí hay un lugar que tenga esa mecánica de pago y se encuentra en Milán.

¡Descuento para quien acapare más Likes!

 

This is not a Sushi Bar” es un restaurante de comida japonesa que ha revolucionado el método de pago dentro de su restaurante ofreciendo descuentos y hasta comida gratis a las personas que tenga muchos seguidores en Instagram. Suena muy sencillo, pero como todo buen negocio, hay ciertos pasos que debes cumplir para poder adquirir tu descuento o platillo de cortesía en el restaurante.

 

 

 

Primero, es necesario saber que dentro del restaurante no te hablan de dicha promoción, sino hasta que tu decides compartir una fotografía de tu platillo en Instagram; después de tomar la foto a tu comida, el personal del restaurante te pide que la publiques con el siguiente hashtag: #ThisIsNotASushiBar.

Una vez concluido dichos pasos, debes mostrar los seguidores que tengas en tu cuenta de Instagram (ahí comienza lo bueno) puesto que, según algunos medios y personas que ya han acudido al lugar comienzan a compartir la siguiente información:

¿Qué tan famoso hay que ser?

 

De 1,000 a 5,000 seguidores, obtienes un plato de Sushi gratuito; de 5,000 a los 10,000 obtienes dos platillos gratis; de ahí comienza a ser más difícil obtener platillos gratis, ya que a partir de los 50,000 obtienes cuatro platillos gratis y por último, si tu cuenta de Instagram llega a los 100,000 seguidores obtienes un pase de comer todo lo que quieras sin pagar ningún centavo.

 

 

¿Suena genial, no? Aunque, ya para eso debes de ser toda una estrella para obtener esa increíble promoción dentro del restaurante. Parece muy curioso la forma en la que This is not a Sushi Bar ofrece descuentos a sus consumidores, aunque este tipo de promociones o formas de pago, también ya han estado en otros lugares del mundo, un ejemplo es en la tierra de oriental, en China, donde un restaurante de comida rápida te ofrecía descuentos conforme a tu nivel de jugador de un videojuego; además esa promoción fue lanzada en el año 2014 o sea cuatro años antes de que el restaurante de Milán ofreciera ese método de pago.

 

 

¿Tú que piensas al respecto a esta forma de negocio? ¿Crees que esta técnica pueda aplicarse en otros tipo de lugares dedicados al consumo de clientes?

¡Cuéntanos aquí abajo!

Escribe: Efraín Alduenda

Soy egresado de UABC, de la Facultad de Pedagogía e Innovación Educativa. Además de ser un soñador, soy amante de la literatura, el arte de enseñar y los videojuegos. Nací en Mexicali, Baja California y disfruto hacer entradas en blogs, además escribir todo lo que se me venga a la mente para después, compartirlo con mis lectores. Ser un soñador consiste en jamás abandonar tus metas hasta que estas sean palpables.